PSICOLOGÍA y DAÑO CEREBRAL...

8 de febrero de 2010

El Alzheimer: La Demencia más frecuente en el Envejecimiento (y III)

                 "El odio es la demencia del corazón"   [Lord Byron]




EVOLUCIÓN del ALZHEIMER (Fases y Estadios):


La demencia Alzheimer es crónica, de carácter progresivo y, lamentablemente, mortal en su pronóstico final. El tiempo (medio) de supervivencia del enfermo, desde el comienzo de los primeros síntomas, oscila entre los 5 y los 10 años. La evolución de la enfermedad de Alzheimer no sigue un curso uniforme, siendo esta más acelerada cuanto más graves e intensos se manifiestan los síntomas y menor es la edad del enfermo (formas de Alzheimer presenil).


Se pueden establecer varias FASES en la progresión de la enfermedad:


1ª) Fase:


Con un periodo variable para cada enfermo, oscila entre los 2 y los 4 años de duración. La característica central en este periodo es el progresivo deterioro de la memoria reciente y la aparición de ciertas alteraciones de conducta y personalidad.


La persona presenta un conjunto de déficits mnésicos que comienzan a dificultar su correcto desenvolvimiento en tareas cotidianas (por ejemplo: no se recuerda la lista de ingredientes de una receta muchas veces realizada, comienzan las preguntas de tipo reiterativo ante algo que se les acaba de comentar, etc.).


Es también en esta etapa cuando los familiares más directos comienzan a presenciar un conjunto de cambios afectivos en el enfermo, pudiendo este volverse más descortés, desconsiderado e incluso agresivo. También suelen estar presentes los síntomas de tipo depresivo, con pérdida de interés por las cosas (anhedonia) y menor capacidad de iniciativa. En esta fase, el enfermo suele ser aún consciente de su estado lo que puede precipitar o propiciar cuadros depresivos.


2ª) Fase:


También de una duración variable, oscilará entre los 3 y los 5 años de duración. En esta fase ya se ha producido una importante destrucción neuronal en el cerebro del enfermo alterándose las funciones corticales más superiores.


La demencia Alzheimer que se inicia con la presencia de trastornos mnésicos va evolucionando hacia el denominado síndrome afaso-agnoso-apráxico, se caracteriza por la existencia de un conjunto de síntomas afásicos (alteraciones del lenguaje), agnósicos (alteraciones en las funciones de reconocimiento e identificación) y apráxicos (dificultades en la ejecución motora). En esta fase, el enfermo va evolucionando hacia una amnesia de tipo retrógrada (déficit en la capacidad para evocar recuerdos), esta sintomatología es consecuencia del daño y muerte neuronal en los circuitos hipocámpicos del cerebro, muy implicados en los procesos de memoria. Las alteraciones de personalidad comienzan a ser más llamativas, pudiendo aparecer síntomas de tipo psicótico (alucinaciones y delirios).


En esta etapa, el enfermo ya no puede vivir de forma autónoma, y precisará de una supervisión cotidiana para desempeñar Actividades de la Vida Diaria (AVD), tanto las básicas (higiene, vestido, comida, etc.) como las de tipo instrumental.


3ª) Fase:


Siempre variable para cada enfermo particular y modulada por distintas variables (formas de tratamiento, tipos de cuidados, etc.) El paciente en esta fase ya no puede reconocerse ante un espejo (prosopagnosia) y tampoco a las personas más cercanas y familiares.


Los estragos del progresivo deterioro neurológico comienzan a ser ya muy evidentes, afectando a casi todas las facetas del comportamiento, pudiendo aparecer conductas de ingesta excesiva (hiperfagia), así como tendencia a llevarse cosas a la boca (hiperoralidad). También existe una mayor presencia de rigidez muscular y dificultades en el movimiento (son frecuentes las caídas). El enfermo ya no puede realizar por sí mismo  casi ninguna de las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD), siendo manifiestamente incapaz de alimentarse o asearse.


4ª) Fase:


Constituye la última fase de la enfermedad, su duración es de algunos meses. El enfermo se encuentra ya encamado permanentemente, adoptando una postura de tipo fetal. En esta etapa pueden aparecer graves lesiones ulcerosas (úlceras de presión) lo que debería intentar prevenirse con la movilización del paciente cada 2 horas y el uso de protecciones especializadas (colchón antiescaras, etc.)


La persona afectada por la demencia tipo Alzheimer, suele fallecer (como término medio) entre los 6 y 12 años después de serle diagnosticada la enfermedad, como consecuencia de las complicaciones médicas asociadas a su situación y estado vegetativo final (septicemias, desnutrición crónica y complicaciones cardio-respiratorias).




En resumen, el curso de la enfermedad de Alzheimer se caracteriza por un comienzo de tipo insidioso y lenta evolución. En las fases más avanzadas de la demencia, el deterioro sufre una aceleración progresiva. Como excepción dentro de la norma estadística, algunos pacientes pueden desarrollar un deterioro de carácter más lento y prolongado, e incluso presentar etapas de larga estabilidad en su sintomatología, lo que podría presuponer (erróneamente) que la demencia ha dejado de avanzar.


También se puede hablar de la existencia de un conjunto de ESTADIOS en el curso o evolución de esta demencia. Habitualmente, se mencionan 3 estadios clásicos (leve, moderado y severo), siendo la duración de cada uno de ellos variable (3-4 años).


I) Demencia Leve:


Predominan los trastornos de memoria (dificultades de evocación y recuerdo en acontecimientos recientes). Primeros síntomas afásicos (dificultades en la evocación de ciertas palabras o términos) y desorientación espacio-temporal.


El enfermo es consciente de los primeros déficits cognitivos y sus dificultades crecientes, lo que puede precipitar cuadros de tipo depresivo y ansioso, así como episodios de confusión e irritabilidad.


II) Demencia Moderada:


Las alteraciones de memoria ya son muy evidentes, con deterioro en la memoria de tipo semántico (que almacena el conocimiento de las palabras y su significado, así como conceptos, relaciones y reglas para su utilización -Tulving 1972-), que propicia la aparición de circunloquios (p.ej.: en lugar de decir "lápiz" el paciente habla de..."el palo de madera que escribe").


Modificación de los ritmos de sueño, insomnio y aparición del denominado síndrome crepuscular (agudización de la sintomatología en las últimas horas de la tarde o al llegar la noche).


Es en este estadio de la demencia (en el que las habilidades para las AVD comienzan a deteriorarse) cuando la familia o los servicios de asistencia social suele optar por el internamiento del enfermo en un centro psicogeriátrico especializado.


III) Demencia Severa:


En este último estadio de la demencia, el paciente presenta una total dependencia, con incontinencia urinario-fecal debido a la ausencia de control esfinteriano. Las capacidades lingüísticas desaparecen (afasia global) desembocando en un mutismo general o la presencia algún sonido de tipo gutural. Se liberan reflejos de tipo arcaico (succión, hociqueo).


El paciente ya no conoce a nadie, ni es consciente de su estado (anosognosia), no sabe quién es ni tampoco dónde se encuentra, debido a la masiva destrucción de los circuitos neurológicos que sustentan la memoria.


Existen también distintas escalas que enumeran más estadios como la GDS de Reisberg (1988) que establece siete (GDS-1 a GDS-7) ...Click Aquí para Visualizar los Estadios GDS...





En la imagen superior, se puede apreciar con claridad la diferencia entre un cerebro "sano" y un cerebro afectado por la demencia Alzheimer. Las circunvoluciones presentan surcos más pronunciados (zonas oscuras) producto de la disminución del grosor del cortex cerebral, secundaria al proceso de daño y destrucción neuronal.


A lo expuesto hasta ahora, conviene añadir los siguientes comentarios de interés general:


1º) Según distintos autores, los primeros síntomas clínicos de la demencia podrían aparecer entre ¡15 y 20 años! después del comienzo de los primeros indicios de destrucción neuronal (presencia de placas neuríticas y ovillos neurofibrilares) lo que podría indicar que la demencia tipo Alzheimer es un proceso silente (asintomático) de muy largo curso.


2º) Se ha venido comentando que la enfermedad de Alzheimer resultaría ser un "proceso inverso" al del crecimiento y desarrollo mental infantil. Si bien esto está ampliamente discutido, sí resulta de muy especial interés mencionar aquí que la persona afectada por un proceso de demencia, ¡nunca! pierde su sensibilidad hacia los contactos de tipo afectivo (caricias, expresiones de cariño, etc.) al igual que lo haría un niño de pocos meses. Esto conviene que sea tenido en cuenta por todos aquellos familiares y profesionales que estén en contacto directo con este tipo de pacientes y...bien podríamos decir que "la memoria de los besos y  los afectos nunca se destruye".




[VÍDEOS]


Demencia Moderada  [5 Minutos]



Demencia Severa [6 Minutos]



 * COMENTARIOS:
Ambos vídeos abordan el cuidado del enfermo de Alzheimer en distintas etapas de la demencia. En el primero, nos encontramos con el caso de un paciente con demencia temprana (presenil) y aún en la fase más moderada de la enfermedad. Las declaraciones de su esposa (cuidadora principal) ilustran muy bien la difícil y encomiable labor de estos cuidadores informales (habitualmente espos@s e hij@s).
En el segundo vídeo se nos presenta el caso de una enfermera norteamericana en las últimas etapas del Alzheimer. Su esposo e hija constituyen sus cuidadores principales, sus declaraciones son buena muestra del gran afecto y cariño con que se debe tratar a estos pacientes hasta el final de sus días.


** AGRADECIMIENTOS:
Una gran parte de los vídeos que se pueden visionar en este blog, han podido ser descargados gracias a la inestimable labor de Raul Espert (Profesor de Psicobiología) que desde el portal Dailymotion viene incorporando un innumerable grupo de vídeos divulgativos sobre el cerebro y la conducta humana. 
Desde aquí, mi más sincero agradecimiento.

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Hola Victor:

Quiero agradecer tus comentarios y felicitarte por tu blog (y sus enlaces). Enhorabuena por tu gran trabajo!
Raul Espert

Víctor M. García González dijo...

Estimado Raul Espert:

Agradezco enormemente tu felicitación y me alienta a continuar con esta labor divulgativa relativa a la Neuropsicología, el daño cerebral y sus efectos sobre el psiquismo humano.

Sin duda, este blog se mantiene gracias a las innumerables referencias documentales y multimedia de muchas personas y entidades científicas implicadas en el ámbito de la Neuropsicología, entre las que te encuentras tú Raul, por lo que nuevamente, quiero felicitarte y agradecerte la inestimable labor que llevas a cabo a través de tantos y tantos vídeos divulgativos que tratan sobre esta apasionante relación entre el cerebro humano y la conducta.

Un saludo muy cordial y ¡Gracias!

Anónimo dijo...

mi suegra padece esta enfermedad , la verdad creo que vuelven a ser niños .

Anónimo dijo...

Buenas tardes Victor asido para mi un gran placer encontrarme por casualidad con tu bloc,y estar aprendiendo muchisimo de el muchas gracias por ello te saludo cordialmente ....

Anónimo dijo...

Victor, gracias por la información publicada, mi familia y yo estamos pasando por una etapa semejante a lo de los testimonios. La sociedad no entiende y no dimensiona el daño familiar y psicológico que tenemos los familiares directos y cuidadores.
Gracias nuevamente.
Saludos desde Lima-Perú.

Víctor M. García González dijo...

Me alegra saber que este blog os haya podido ser de alguna utilidad en vuestra situación de familiares de una persona con demencia. Ciertamente, la divulgación es un primer paso para la concienciación social de esta problemática, donde el dolor y el sufrimiento psicológico nunca debe ser menospreciado o minusvalorado.

Un cordial saludo.

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas realizar algún tipo de comentario sobre el artículo que acabas de leer, puedes expresar aquí tu opinión, impresión o sugerencia.

(*) NOTA: Las consultas sobre "Casos Clínicos" de carácter personal, ya no serán publicadas o comentadas en esta sección.

* ÚLTIMOS COMENTARIOS en el BLOG:

> PARA RECOMENDAR o COMPARTIR...

...PSICOLOGÍA y DAÑO CEREBRAL...

...¡Haz Click Aquí!...

> PARA ENLAZAR este BLOG *

> PARA ENLAZAR este BLOG *
* COPIA este CÓDIGO, si deseas mostrarme en tu WEB / BLOG:

> HAZTE SEGUIDOR de este BLOG AQUÍ...

> SÍGUEME también en FACEBOOK...

> SÍGUEME también en TWITTER...

* Este Blog está Registrado en:

* QR-Code del Blog:

* QR-Code del Blog:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...